Comarca Lagunera

 

El Plan de Rehabilitación de la Comarca Lagunera, cuya ejecución fue declarada de utilidad pública en 1966, reconocía el incremento de la explotación de las aguas subterráneas para riego en la región a partir de 1925, que hasta entonces habían sido utilizadas sólo de manera limitada, determinando la sobreexplotación y precariedad de los acuíferos. A finales de la década de los setenta la Comisión de Conurbación de La Laguna incluía entre los temas de trabajo el agua, iniciando con un diagnóstico que señalaba como problemas importantes el deterioro de la calidad del agua y la sobreexplotación de los acuíferos, planteándose como alternativas por ejemplo el establecimiento de nuevas perforaciones en la zona de Villa Juárez y el tratamiento de aguas superficiales para uso público urbano.
 

La Comisión subrayaba en su diagnóstico la existencia de algunos problemas de contaminación por arsénico y/o sulfatos en varias localidades de la comarca y remarcaba la situación crítica de algunas de ellas.La sobreexplotación y el deterioro de la calidad de las aguas del subsuelo adquieren en la actualidad rasgos preocupantes que la dependencia administradora del recurso pretende remediar con diversas medidas, entre ellas la participación de los usuarios en el manejo del recurso y el establecimiento de medidas de control a las extracciones.

 

La primera de ellas se expresa en La Laguna en la conformación en septiembre del año 2000 del Comité Técnico de Aguas Subterráneas (COTAS) del Acuífero Principal, éste sostiene el crecimiento demográfico y la dinámica económica más importante de la comarca. La segunda se observa en la pretensión de controlar las extracciones con el apoyo de un programa de instalación de medidores volumétricos y el diseño y operación de un plan de manejo, sin embargo en La Laguna no hay evidencias de avance en la aplicación de tales medidas, aún cuando en términos formales tanto la operación del COTAS como el programa de medidores se encuentra en marcha, en tanto los volúmenes extraídos se mantienen y se continúa extrayendo más agua de la legalmente concesionada, situación reconocida por la propia Comisión Nacional del Agua Sugerencia Regional de las Cuencas Centrales del Norte.

 

Los problemas de sobreexplotación y deterioro de la calidad del agua está presente no sólo en el acuífero principal, como antes se señaló, sino que alcanza a la región,conformada por ocho acuíferos: Principal, Villa Juárez, Cevallos, Oriente Aguanaval,Nazas, Vicente Suárez, Acatita y, Las Delicias, cuatro de ellos en condiciones de
sobreexplotación.