Cuenca Independencia

Guanajuato  es el estado que encabeza la lista con el mayor número de acuíferos sobreexplotados. La cuenca de la Independencia se ubica en laregión más árida de Guanajuato, y la actividad económica más importante es la agricultura. El número de perforaciones ha aumentado en forma exponencial y actualmente existen más de 2,400. Hasta hace poco esta cuenca había sido manejada oficialmente como dos acuíferos -Río Laja y Laguna Seca- causando una política de sobreexplotación del agua subterránea de la región.

Por ejemplo, en los documentos oficiales se tiene registrado que desde 1970 ha habido una disminución de las aportaciones del río de La Laja. Poco más de 7 hm3/año, de los cuales 0.91 hm3/año, son debido a caudales base, que en parte podría considerarse como efecto del aumento de la explotación de los acuíferos que se encuentran dentro de la cuenca. Por otro lado, se dice que en el acuífero de “Laguna Seca”,  se estimó una extracción de agua del subsuelo de 100 hm3 para el año de 1976 y de acuerdo con la estimación más reciente de 1996, la extracción aumentó hasta 398 hm3, rebasando con mucho los 129 hm3, volumen estimado como la recarga. El otro acuífero que se dice estar dentro de la cuenca, es el de la Cuenca Alta del río de La Laja, el cual también se encuentra sobreexplotado, estimándose la extracción en 412 hm3, con una recarga de solamente 140 hm3.

En el período de 1970 al 2000 se construyeron cuatro presas sobre el río o sobre sus afluentes. Estas presas son: Álvaro Obregón con capacidad de 12.5 hm3, operando a partir de 1977; San Juan de los Llanos con capacidad de 9 hm3, operando a partir de 1980; Los Reyes con capacidad de 4.63 hm3, operando a partir de 1985 y Jesús María con capacidad de 26 hm3, que inició su operación en 1992. La capacidad total de las 4 presas es de 52.13 hm3, los cuales han dejado de escurrir hacia la presa Ignacio Allende; la superficie que pueden regar es de 4,137 hectáreas.

Es de interés señalar, que cuado se terminaron los estudios de la presa Los Reyes, existían los Comités Estatales y el Nacional de Planeación de la SARH, y en el Comité Nacional no se autorizó la construcción de la presa por el efecto negativo que tendría sobre el distrito de riego de La Begoña; sin embargo, ese mismo año desaparecieron los comités y la presa fue construida.