La Mira

Es clara la afectación que realiza la minera Arcelor Mittal en la exploración y explotación del mineral a cielo abierto, que consiste en barrenar las cargas explosivas, con detonaciones secuenciadas provoca que la energía que produce se vaya hacia el suelo para que afloje el mineral, pero también afloja las estructuras de las casas porque toda esa vibración se irradia, se mueve por la tierra y produce microsismos. Así fue revelado durante el segundo foro contra la contaminación industrial donde participaron representantes del Frente Popular Revolucionario, la Asamblea Nacional de Afectados Ambientales, dirigentes pesqueros, profesores normalistas, colonias unidas de La Mira, la Organización Indígena Popular Emiliano Zapata y periodistas. El acto fue presidido por el subsecretario de Gobernación, Antonio Prats García. Rurik Hernández, ambientalista del proyecto cerro, informó que la técnica de detonación a cielo abierto provoca severo daño en zonas sísmicas como es el caso de ésta región de Michoacán,
“es un riesgo este tipo de detonaciones, aunado a esto viene la contaminación que emana de una detonación anfo, consistente en una mezcla que se quema con amoniaco, lo cual es muytóxico, además tiene diesel.” El diesel -explicó- “a diferencia de la gasolina emite partículas que son cancerígenas, aunque ya sea como se dice con bajo azufre todas esas cenizas que emiten son cancerígenas y no hay en México una legislación que controle esa parte, las toneladas de explosivos todos los días para volar los cerros utilizando el diesel crea una contaminación en la atmosfera y el aire que respiramos”.

 

Drenajes ácidos

 

Otro de los impactos que no pueden soslayar las autoridades dentro de los peligros que tienen las minas, además de la presa de jales son los llamados ´drenajes ácidos´, que básicamente es la mezcla del agua con los terreros y el escurrimiento que se cuela, toda el agua asume los metales pesados y la minación de la tierra, la cual llega a los ríos de donde se extrae el agua. La legislación minera nacional no prevé los impactos que pueden tener la exploración y explotación de minas, eso hace que haya control de los territorios por parte de los extranjeros y se pierda parte de la soberanía nacional, expresó el especialista sobre la realidad minera mexicana. La empresa ha iniciado trabajos y actividades para la caracterización del sitio de una nueva área para el depósito de jales, de acuerdo con lo señalado en la NOM-141- SEMARNAT-2003.

 

Tras haber impactado en la salud de los pobladores, desde problemas respiratorios, en la piel, hasta diversos tipos de cáncer. En cuanto a las aguas residuales generadas en los
asentamientos de la población de La Mira, principalmente en la porción Sur Este de la Presa de Jales, donde la empresa en conjunto con las autoridades municipales de Lázaro Cárdenas (Obras Públicas y CAPALAC), construyeron un colector principal que conduce las descargas hacia el oriente, “se observó la existencia aún de descargas de aguas residuales sanitarias a cielo abierto principalmente de acceso a la planta (punto de entrada en coordenada geográfica 18°02’28-0″ Norte y 102°19’52.6″ Oeste, así como 18 °02’28.2″ Norte y 102°19´49.0″ Oeste)”. Estas descargas son provenientes de cañada localizada al sur del sitio, que se depositan al vaso de la presa generando la proliferación de vegetación (tule y lirio) así como fauna nociva como mosquitos, además de condiciones insalubres por las áreas de escurrimiento. Precisa el expediente administrativo número PFPA/22.3/2C.27.5/00002-11.

 

Violación flagante del derecho a la salud

Dentro de los explosivos que se utilizan es el nitrato de amonio mezclado con diesel que se llama anfo, es lo más económico que utilizan las empresas mineras, es tóxico, cancerígeno y por ello, muy peligroso. El terrero es material que no tiene la cantidad de mineral que a ellos les sirve, pero si tiene otros minerales que son peligrosos y tienen metales pesados, porque las zonas mineralizadas donde hay mucho mineral en los cerros no sólo contiene hierro, tiene oro, arsénico, cadmio, plomo, antimonio, manganeso, que son metales pesados, puede haber cromo y metales peligrosos que estaban encapsulados en los cerros, pero al explotarlos y sacarlos están expuestos a que los habitantes lo respiren en polvo y lleguen a sus casas y a los ríos. Otro de los impactos a la salud pública son los ferroductos y la infraestructura que genera la mina para poder trabajar, esta explotación tiene una consecuencia ambiental en la parte ecosistémica, ya que los cerros cubren a todo lo que vive dentro de esa cuenca de los vientos y especies de animales que no pueden pasar de ahí por ser peligrosos; al destruir esos cerros trae consigo que cambie la temperatura del lugar, que haya insectos que puedan ya vivir en esa región y causar daño. Es de las afectaciones que tiene a la naturaleza. En el tema de la mina de Lázaro Cárdenas, mostró una lista de todas las normas oficiales tanto de la Secretaría del Trabajo como de la Semarnat, inclusive una de salud para ver todos los impactos de la presa de jales y el tratamiento que se deberían aplicar para la explotación de dicho proyecto, “pero yo simplemente al caminar por dicho cerro y ver la Presa de Jales y los escurrimientos que tienen en esta parte, eso es necesario para que venga la Profepa y los clausure, no hay de otra, no es posible que la Profepa se esté haciendo guaje”, expresó Rurik Hernández.

 

Mencionó que una de las leyes es la del equilibrio ecológico y la del medio ambiente con la de Profepa, donde vienen todos los lineamientos por los que las empresas se tienen que regir para ser viable con el medio ambiente, pero no nada más se refirió al medio ambiente como los árboles sino al ser humano como parte del mismo. ”Es muy importante cuidar los arboles, los ríos, básicamente porque el ser humano depende de ellos, nos alimentamos de lo que nos dan los árboles, del agua que sacamos de los ríos, y en ese sentido cuidar el medio ambiente no es nada más no tirar basura, sino se entiende cuidar la ecología porque somos parte de la naturaleza, nos alimentamos y si la naturaleza está contaminada nos vamos a comer la contaminación.”

 

Autoridades responsables

 

Recordó que la Secretaría de Economía da la concesión y es la Semarnat junto con Profepa, Conabio y Conafor quienes dan los permisos. También está la Sedena, que son los que dan los permisos para los explosivos. En el ámbito estatal los gobiernos están directamente involucrados, porque ellos otorgan los permisos de impacto ambiental, dan la autorización para que se haga el proyecto y la Secretaría de Obras Públicas da el permiso de construcción. El último reducto legal es el municipio, la reforma del artículo 115 constitucional, fracción quinta dice que el municipio tiene la facultad de decidir sobre su territorio; la mayoría de los presidentes municipales se lavan las manos diciendo que es federal, pero son tres permisos los que otorgan el municipio, es el cambio de uso de suelo, el de construcción y el de operación sin esos permisos las empresas no trabajan y los necesitan para trabajar los cuales se refrendan cada año.

 

Cada año es la oportunidad de incidir en la política municipal para que las cosas se arreglen y sea para bien. Es algo que sí es posible porque la autoridad local sí tiene toda la facultad del mundo para conjurar la contaminación minera. Será importante conocer el papel que asuma la Máxima Casa de Estudios de la entidad, porque sus catedráticos e investigadores tienen el compromiso social de aplicar la ciencia en la defensa de los recursos naturales, no obstante, habría que conocer la postura de la UMSNH que de
sustento científico al movimiento ciudadano generado en La Mira contra la contaminación industrial, en Michoacán.