Mina San Xavier

MSX

 

 

La comunidad de Cerro de San Pedro (CSP) en el estado de San Luis Potosí, México, lucha desde hace más de una década contra la contaminación de la Minera San Xavier (MSX), empresa subsidiaria de Metallica Resources Inc. de origen Canadiense. Ahora otras comunidades enfrentan la exploración minera proveniente de Canadá. Desde 2006 son 16 las compañías de Canadá que exploran yacimientos de mineral mexicano. Así los recursos naturales mexicanos se encuentran en peligro debido al trabajo de tajo a cielo abierto y lixiviación de las trasnacionales mineras. Considerables toneladas de explosivos y químicos, además de millones de litros de agua, son utilizados por las compañías. El resultado: irreversibles daños ambientales. Los estudios preparativos que MSX inició en la década de los noventas afirman que existe una importante cantidad de metales, pero en superficies más profundas, debido a la constante extracción de oro y plata en CSP desde la época colonial hasta 1940 que trabajó la última empresa minera. Metallica estimaba en abril de 2007 que CSP todavía posee una reserva mineral de 1.5 millones de onzas de oro y 62 millones de onzas de plata. Al terminar su periodo de extracción la empresa habrá extraído 90 mil onzas de oro y 2.1 millones de onzas de plata. MSX ya invirtió más de 600 millones de pesos en el esfuerzo. Calcula una derrama económica anual de 350 millones. De eso, un total de 30 millones van a salarios, 250 millones a bienes y servicios, y 20 millones a impuestos. Sin embargo al fin de su proyecto de 10 años, los planes de MSX contemplan muchos daños: La empresa dejará un tajo a cielo abierto de un kilómetro de diámetro. El tajo ocupará el lugar que hoy tiene el Cerro del Barreno, mismo que ya fue deforestado y cuenta con los caminos necesarios para que las maquinas perforadoras caven orificios de por lo menos 20 metros de profundidad en varios sitios. Las perforaciones serán rellenadas con los detonantes para desaparecer el cerro.
 
Logrado lo anterior se seguirá detonando hasta una profundidad de 250 metros para obtener las toneladas de roca que contienen el metal. El saldo será una montaña de 117 millones de toneladas de material contaminado, pues, se estima el empleo de 25 toneladas de explosivos diarios. Para limpiar la roca extraída utilizará el método de lixiviación con cianuro de sodio: la roca será procesada en piletas, una especie de albercas llenadas con agua que será mezclada con 16 toneladas diarias de cianuro; elemento tóxico para la salud y el medio ambiente. El agua ya no podrá ser reutilizada para consumo humano. Además el proceso de lixiviación dará como resultado 80 millones de toneladas de material contaminado con cianuro, según cifras tomadas de la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) de MSX. La operación demanda el consumo de un millón de metros cúbicos anuales de agua para depurar la roca y para regar los caminos cada día con el fin de evitar que el polvo de tierra dañe los motores de la maquinaria. La propuesta no toma en cuenta que, desde hace años, el abastecimiento de agua no ha logrado llegar a todos los hogares por la condición de un acuífero sobreexplotado. En el área a trabajar por MSX colindan los municipios de CSP, la capital San Luis Potosí, y Soledad de Graciano Sánchez (SDGS). Se abastecen del mismo acuífero, el del Valle de San Luis.
 
Desde 2003 se han realizado más de 30 procesos jurídicos consecutivos en tribunales agrarios estatales y nacionales relacionados al operativo. Son principalmente demandas en contra de MSX por ocupación ilegal en ejidos, cuestionables permisos otorgados por autoridades ambientales y devastación de un área natural. Ya no podemos hablar de una oposición de magnitud local, hoy gracias a la divulgación del riesgo ambiental, se conoce de la lucha en CSP desde Canadá hasta Bolivia. Ecologistas del continente europeo han hecho llegar mensajes solidarios con la resistencia. El Observatorio de Conflictos Mineros en América Latina (OCMAL), con sede en Bolivia, invitó en octubre de 2007 a Ana María Alvarado, habitante de CSP, para adherir la problemática a un Observatorio Latinoamericano que mediante el OCMAL evalúe el impacto ecológico de la industria minera latinoamericana. En el 2007 la Comisión para la Cooperación Ambiental (CCA), a petición de organizaciones sociales locales, pidió a las autoridades de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) toda la información necesaria respecto al verdadero impacto del proyecto minero. La industria minera en México invierte entre 0.5 y 1.5 por ciento del valor anual de ventas para reparar el medio ambiente. En Europa se destina entre 3 y 5 por ciento. Mientras, destacados ambientalistas en el mundo afirman que la contaminación a causa del tajo a cielo abierto no se paga ni con todo el oro del mundo. Estados Unidos y Canadá han prohibido en su país la utilización del cianuro en minería por los derrames y accidentes presentados.

 

Si quieres saber más sobre esta lucha, te recomendamos que revises los siguientes enlaces:

 
http://desinformemonos.org/2010/08/minera-san-xavier-razones-y-caminos-de-la-resistencia/print/
 
http://www.angelfire.com/rebellion2/antimsx/index.htm
 
http://prosanluisecologico.blogspot.mx/
 
http://www.facebook.com/pages/FAO-Frente-Amplio-Opositor-a-New-Gold-Minera-San-Xavier/138627466211076