Represa Zongolica

 

Presa hidroeléctrica afecta Mixtla de Altamirano, San Juan Texhuacan y Zongolica

 

 

En Zongolica, Veracruz, está en construcción una represa hidroeléctrica que ya está provocando afectaciones en “territorio de tres municipios: Mixtla de Altamirano, San Juan Texhuacan y Zongolica.” El intervenido es un río que originalmente se llama Altotoco, pero la empresa lo ha publicado como río Apatlahuaya. Y de ese río se alimentan muchas comunidades de los tres municipios.

La entrevistada, María Cira, de Toaltepeyólotl (que significa en náhuatl: “Nuestro Corazón en la Montaña”) AC, denunció: “A la gente nunca la consultaron para la instalación de esta represa. Nunca se les informó ni se les pidió su opinión, si estaban de acuerdo o no. Únicamente, allá por el 2008 o 2009, nos enteramos que gente de fuera estaba adquiriendo terrenos, hectáreas de terreno y nunca supimos de qué se trataba. La gente accedió a esa compra venta de terrenos, los vendió, pero ahora que se dieron cuenta del uso que le están dando a esas tierras, empieza la gente a conmoverse y a incomodarse.” Para la apertura de esta represa tuvieron que derribar un puente antiguo de aproximadamente hace 200 años incomunicando varios poblados.

 

Para las poblaciones que quedaron incomunicadas, “ahora les abrieron una brecha por otro lado. Antes, sobre ese puente, pasaban con bestias su carga”. Ahora no pueden pasar bestias y la gente tiene que cargar ella misma. Las comunidades afectadas por la destrucción del puente de piedra “pertenecen al municipio de Mixtla de Altamirano, la más cercana y la más afectada se llama Xometla.” Además de ésta, las otras afectaciones “van a ser graves. En los terrenos de bosque, se deforestó, derribaron muchos árboles de maderas finas, como es el xoxocuauhitl, el cedro, y frutales, como mango, café, plátano, y varios otros.” Además, “los trayectos, las vías de carretera, por donde la gente transita todos los días, yo paso por un lugar donde está la boca del túnel, y está muy feo… El túnel es por donde van a desviar el río, por donde va a pasar la tubería. Son aproximadamente tres kilómetros de túnel. Y para eso tuvieron que perforar un cerro que se llama el Xoyayo.”

 

De un lado, por la comunidad de Palulca, “están haciendo ya el embalse, y de ahí empezaron a perforar el cerro hasta salir del otro lado, que se llama Ocotitla. Por ahí transita y viaja la gente que va para las comunidades de Zongolica y de Mixtla. Al paso, es un desbarrancadero, mucha piedra regada, grava, arena y cuando la gente pasa por ahí siempre está a la expectativa, el peligro es de que se les pueda rodar alguna piedra. Las máquinas están trabajando. Los autobuses y carros se tienen que detener hasta que las máquinas desalojen el lugar para que puedan transitar y ya han habido varios accidentes”. Algunos de ellos son: “Nos hemos enterado de una niña que se lastimó porque se le rodó una piedra, de señores que están trabajando ahí y se han accidentado.” Por otra parte, “con las detonaciones, que se sentían más en un principio, hace como dos meses estaban fuertes, se partió un tanque de agua, alteró la estabilidad emocional de la gente, porque día y noche son las detonaciones.”

 

Las afectadas directamente “son comunidades indígenas. En estas regiones vive el pueblo náhuatl originario de la sierra de Zongolica.” Expresó que “mucha gente no se ha querido manifestar porque ellos mismos se han animado, dicen que la represa ya está en un avance del 60% y que como los tres órdenes de gobierno están de acuerdo, nadie va a hacer caso para que se pare la obra.” Nunca les avisaron, y cuando se enteraron ya estaban en marcha las obras. “Nunca avisaron que se iba a construir y ni siquiera se tenía la idea de cómo era una represa y cuáles iban a ser las consecuencias de afectación.” Ahora, “hemos investigado, y nos hablan de inundaciones, desplazamientos humanos, y si se llega a romper el embalse, todo lo que puede ocasionar. Además, las afectaciones en la piel. En la parte de abajo mucha gente acude a ese río, sobre todo en semana santa, porque es un río muy amplio. Y donde van a construir la casa de las máquinas hay una cascada de agua que se llama Poxole, eso ya quedó en el pasado porque ya no se puede visitar como antes. Y en el río grande, hacia abajo, donde la gente se iba a bañar, donde la gente utilizaba esa agua e iban a nada, pues ya no se puede hacer.”

 

La empresa constructora se llama Comexhidro. “El representante legal de esta empresa es el señor Mauricio Bustos, quien hizo una reunión en Palulca, tratando de aclarar ciertas dudas que se tenían sobre la represa. Incluso el presidente de San Juan Texhuacan también comentó que él no estaba de acuerdo en la construcción de esa represa.” Recientemente organizaron un foro “que se llamó Escuchemos la Palabra del Agua, a propósito del 5 de junio, día mundial del medio ambiente. Este foro lo organizó el Decanato de la sierra de Zongolica, Pastoral Indígena, la Universidad Veracruzana y también la organización a la cual pertenezco Toaltepeyólotl, asociación civil pro derechos humanos.”Hay muchas dudas, no se entiende en qué momento se autoriza la construcción de una represa privatizando un río, dejando sin agua a muchas comunidades que hacen uso de esa agua para bañarse, para acarrear agua para la casa, para lavar e incluso para los sembradíos, o sea, no se comprende pues esta situación.

 

Fuente:http://zapateando.wordpress.com/2011/07/13/presa-hidroelectrica-afecta-mixtla-de-altamirano-san-juan-texhuacan-y-zongolica-privatizaron-el-rio-dejando-sin-agua-a-comunidades-nahuas

 

Para consultar más información sobre este caso: http://zapateando.wordpress.com/2011/08/15/devastan-proyectos-hidroelectricos-sierra-de-zongolica-proyectan-inundar-de-presas-a-veracruz/