Río Atoyac Veracruz

 

 

“Atoyac” es una palabra de origen náhuatl que significa: Agua que se derrama. Es precisamente en la cuenca del río Atoyac, en la región centro o de las altas montañas del estado de Veracruz, donde tienen lugar diversas luchas por frenar la contaminación y los proyectos que amenazan con la muerte de los ríos. El Atoyac está en un momento decisivo de su larga historia, ahora enfrenta a intereses que lo saquean indiscriminadamente y lo dañan con sustancias contaminantes. El vídeo documental acompaña el justo reclamo de solución a esta problemática: la justicia es fruto del amor a la tierra y el agua.

 

A lo largo de su cauce, tanto el río Atoyac como sus afluentes padecen todo tipo de agresiones, como la deforestación de sus alrededores, que ha hecho disminuir su caudal al cincuenta por ciento. Ahora pretender sustraer agua del río para llevarla al municipio de Córdoba y su corredor industrial, sacrificando las actividades económicas que dependen de él como la agricultura, especialmente cultivos como la caña de azúcar, el limón persa de exportación, la ganadería y el ecoturismo. Los daños al río Atoyac y a su cuenca afectan a cinco municipios veracruzanos: Amatlán de los Reyes, Atoyac, Yanga, Cuitláhuac, Felipe Carrillo Puerto y Cotaxtla. Los usuarios de sus aguas las necesitan para beber, para uso doméstico, pesca y actividades económicas como las mencionadas.

 

Otro problema detectado es que sus aguas son afectadas por la vinaza[i] que vierte, a través de su uso irresponsable para riego agrícola, la Alcoholera Zapopan. Otros factores de contaminación son los desechos de los ingenios azucareros como “El Potrero”; drenajes y residuos de aguas negras municipales; la contaminación generada por granjas de cerdos; por basureros a cielo abierto que queman de noche los desperdicios y aguas residuales sin tratar del rastro municipal de Atoyac, col. Mata Larga. Por ello las personas afectadas denuncian los hechos en el video con palabras como “ecocidio” y recordando, con información tomada de un folleto de Greenpeace, que “la incineración es la raíz oculta del cáncer”.
 
Algunas afectaciones que se han observado: peces muertos, abortos en el ganado y pérdida de animales silvestres. Un cambio dramático que convirtió ríos antes llenos de vida, donde se pescaban mojarras, juiles, anguilas, camarones y langostas, en motivo de tristeza; e incluso de enfermedades de la piel y enfermedades del estómago. En los últimos años se han detectado enfermedades y muertes derivadas de problemas renales, principalmente en el municipio de Carrillo Puerto – drenaje final del río- en adelante, los denunciantes lo atribuyen a la contaminación del río y al consumo de fauna pescada en sus aguas.

 

 

Esta es la página de la Coordinadora en defensa del río Atoyac: http://rioatoyacveracruz.blogspot.mx/